lunes, 1 de abril de 2013

Una escuela en la torre de los contrabandistas


Preciosa historieta infantil publicada en la revista Trinca por, el ahora arquitecto, "Vicente Martínez Gadea", premio Doncel de cómics 1970.






16 comentarios:

  1. Este libro fue el regalo que me hizo mi padre cuando cumplí 6 años, hoy tengo 46 y me sigo acordando de el.
    Si digo que lo leí un millón de veces me quedo corta, creo que lo tengo en algún lugar de la casa de mis padres, pero no he podido encontrarlo.
    Recuerdo cada uno de sus dibujos y cada uno de sus diálogos...............me encantaba Chelete..........
    Que recuerdos tan maravillosos..............

    ResponderEliminar
  2. Hola, soy Vicente Martínez Gadea.
    Me ha hecho mucha ilusión que después de tantos años alguien se acuerde de mi historieta. Yo las hacía cuando estudiaba en Madrid Arquitectura y Bellas Artes para sacar un poco de dinero que complementaba el que me mandaban mis padres, pero "La Escuela..." la hice para impresionar un poco a una compañera de Bellas Artes que se llamaba Chelete (y se sigue llamando porque nos hicimos novios y estamos casados).
    Los nombres de los niños que van a la escuela (Piloncha, Lisi, Aco, Nano, etc, son los de sus hermanos (es la mayor de once).
    Siento no tener ejemplares para mandarle uno a mi lectora pero me hice unas fotocopias en color ampliadas que están muy bien y se las enviaría encantado si me dice cómo. (Y si me manda una foto de ahora o de antes la dibujo con el resto de los niños cuando se hacen la foto con la maestra).
    ¡Qué curiosa es la vida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es una historieta que me gusto desde el momento en que la vi, por su simpleza y su buena técnica, una historia maravillosa que recuerdo con cariño.
      Un saludo

      Eliminar
    2. Bueno, creo que está claro que somos muchos los que nos acordamos de esta historia!!
      Cuando tenía 8 años me lo regalo un niño para impresionarme.Y la verdad es que me impresionó: se convirtió en el amor de mi vida y casi 30 años después le tocó poner patas arriba todo Madrid para volver a traérmelo y que se lo pudiese leer chopecientas veces a mis hijos.
      Mis hijos ya son adolescentes pero siguen recordando el "tebeo de la maetta".
      ¡Muchas gracias, Vicente!
      Un abrazo

      Eliminar
    3. Bien Vicente, a mí, después de tantos años, me ha emocionado tu historia personal, que no conocía y que le da un nuevo sentido a “Una escuela…”. También me ha gustado tu gesto de ofrecer las fotocopias a tu lectora, por qué no decirlo. ¡Y pagaría por un dibujo con el resto de los niños! Yo conservo la colección de Trinca, tanto los números sueltos, como la edición en tomos retapados (¡aunque algunos con la encuadernación muy deteriorada!).
      Leí “Una escuela…” en su momento y quizá la he vuelto a leer alguna vez, pero debo confesar que solo recuerdo vivamente una escena en que el protagonista reflexiona sobre lo que es el amor. Una escena que rememoro y me ha acompañado toda mi vida.
      También creo recordar, aunque cito de memoria, que en algún lugar de la revista se hacía mención a que el autor era un arquitecto aficionado a las historietas. En mi recuerdo, “Una escuela…” siempre ha sido obra de un arquitecto.
      Un abrazo. Es un placer descubrir a las personas que han estado detrás de los dibujos.
      Juan Carlos

      Eliminar
    4. Una escuela es una historieta que siempre nos gustó a mí y a mis hermanos cuando la leímos de pequeños.
      Ahora de mayor la aprecio más y más. El dibujo, el color, los planos elegidos me trasladan a un sueño infantil donde puedo seguir trasladándome como cuando era pequeñito.
      Con sólo esta historieta, Vicente M. Gadea está en la historia de la historieta española.
      Leo por ahí arriba en este chat, que Una escuela está escaseada y circulando por la red.
      Estos días precisamente la he escaneado y estoy preparando una edición digital. Que no quita que compre la reedición en papel si a alguien se le ocurre editarla.
      Encantado con poder transmitirte mi admiración, Vicente.

      Eliminar
  3. Ahora si que puedo decir que los milagros existen..............
    Buenas noches Vicente, mi nombre es Paloma y acabo de leer tu respuesta.
    Tu cuento, tu historia, es de los recuerdos más bonitos que tengo de mi infancia........lo tuve en mi poder hasta bien mayor, yo creo que tenía unos veintitantos cuando perdí de vista "mi libro".........
    Hoy en día tengo una niña de 7 años, y daría lo que no tengo, para que mi hija pudiera leerlo con la misma edad que yo lo hice..........aunque ya se lo sabe de memoria sin haberlo visto.
    Lo he buscado en librerias, mercadillos, internet,...........pero no he tenido suerte.......
    Para mi ha sido un honor haber leído tus palabras, me encantaría poder contactar contigo.
    Mi correo es puyetpaloma@gmail.com

    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  4. Vertiginoso!
    Estaba dispuesto a esperar meses hasta que volvieras a aparecer por la página de las historietas y vieras mi respuesta.
    Qué divertido!
    Me pongo ya a prepararte un cuento para tu hija, y a ti te mando una historieta cortita que no se publicó porque la dibujé solamente para incluirla en un álbum de fotos que le hice a Chelete. Es un honor para mí que la tengas porque eres la representante de todos mis lectores anónimos.
    Un abrazo,
    Vicente

    Enviado desde mi iPhone

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah! Y un cariñoso saludo a Francisco Alaminos, que ha conseguido este "encuentro".

      Eliminar
    2. Vicente, dónde estaba yo hace cinco meses si hace 15 años que busco tu libro¡¡?? Bueno, no soy muy aficionada a foros, es cierto, y menos a estas horas. Pero casi cada cumpleaños de mis hijos lo busco¡¡ Y no ha habido éxito...
      TU libro llegó a la isla de Menorca ya sobre el 75, al menos a nosotros. Se lo trajo un buen amigo de la familia a mi hermana mayor, y lo heredé ya muy releído. Creo que aprendí a leer con esa historia, no exagero, y quizás aprendí a enamorarme y a querer ser maestra. En Menorca hay 7 Torretes de defensa, la de Es Grau es sin duda la de tu historia :)
      Siempre estaba guardado en una buhardilla de Menorca con mis padres y a buen recaudo, hasta que me lo traje a Madrid para compartirlo con mi ahijada de 5 años, hace ya 15. Pero mi cuñada no entendió bien, y creyendo que me deshacía de él...bueno, espero que lo reciclara y alguien disfrute de ese ejemplar que siempre he querido leer a mis hijos... Ahora tengo tres, justo la mayor nació el 24/11, fecha de tu respuesta a la afortunadísima Paloma ¡¡ La tercera, Laia, cumple en mayo 5, y aquí estoy, a la búsqueda ¡¡ Me lo sé tan de memoria que casi podría reproducir los diálogos, pero claro, esos dibujos...
      Afortunada Chelete, no me extraña que sucumbiera ¡¡
      Este verano coincidí con quien nos lo regaló, pelo blanco y mil arrugas, pero tan encantador. Sin ánimo de novelar, ha salvado la vida de mi madre, que además fue una maestra estupenda. Mi hermana le dijo: "tu nos regalaste un comic...y contestó: ¿aún lo tendréis?¡?"
      Perdón por el rollo, pero tener la oportunidad de darte, Vicente, las gracias...eso sí es vertiginoso ¡¡¡ GRACIAS.

      Eliminar
  5. Hola a todos. Me llamo Pilar y nací en el 71. Cuando era pequeña un vecino mayor me regaló unas cuantas revistas de "La Trinca" que estaban encuadernadas juntas en un tomo. Ése libro formó parte de mi infancia, con muchísimas relecturas. Tenía muchas historietas, y no todas me gustaban, sobre todo por edad (por ejemplo, las del oeste), y otras me encantaban, como "Los guerrilleros".
    Una de esas historietas es la que nos ocupa hoy. Por desgracia la historia en mi libro se quedaba truncada a las primeras páginas. Y hoy, cuando por motivo de mudanza he vuelto a sacar mi libro de La Trinca y he vuelto a ver a esa maestra, he pensado en buscarlo y poder leer por fin la historia completa. Y aquí he llegado.
    En resumen, para Vicente, que yo también recordaba la historia con mucho cariño y le doy las gracias por esos momentos tan agradables en mi infancia que pasé leyendo gracias a él.
    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  6. Queridas Paloma, Pilar, Isabel y Belén, qué divertido!
    Ya podemos llenar un autobús como el que sale en la primera viñeta del cuento y hacer una excursión a la torre de Es Grau de Menorca que, según Belén es, seguro, la de los contrabandistas.

    Pensaba haberos contestado a cada una personalmente pero como esto va de aluvión quiero deciros que me emociona que recordéis "La escuela..." con tanto cariño después de tanto tiempo y que queráis que vuestros hijos vivan la misma experiencia (aunque son otros tiempos y a lo mejor paasan).
    Yo estoy ahora un poco como Compay Segundo, descubierto por Ry Cooder en 1997 en la película "Buena Vista Social Club", o Rodriguez, dado por desaparecido hasta que se filmó "Searching for Sugar Man", o Roy Orbison que, desde que lo destronó Elvis Presley había desaparecido y lo rescataron Bruce Springsteen y David Linch en "Blue Velvet", etc, etc...
    Como le dije a (mi ya gran amiga) Paloma, si me decís cómo, os hago llegar un ejemplar fotocopiado en color del cuento completo (está totalmente agotado, yo sólo tengo el que le dediqué a mi padre). Os lo mantaré con todo mi cariño.
    También quiero agradecer al marido-complice de Isabel, al amigo de pelo blanco de Belén, al vecino mayor de Pilar y al padre de Paloma su ayuda en la difusión de esta obra que nos trae a todos tan buenos recuerdos. (Y, por supuesto, al gran conseguidor Francisco Alaminos, que nos ha unido.
    Aquí hay material para el guión de una nueva historieta. Voy a pensar.

    Un abrazo,
    Vicente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tenía el libro cuando era pequeña y aún lo conservo. ¡Me gustaba tanto y lo leí tantas veces que casi me lo sé de memoria!!

      Y, por cierto, si escribes una nueva historieta, Vicente, tengo que estar yo, por favor... ¡esto es parte de mi vida!! Un saludo muy cariñoso a todos los fans de Una escuela en la torre de los contrabandistas... y una reverencia a su autor :-)

      Eliminar
  7. Hola de nuevo. Vicente, eres muy amable por ofrecernos las fotocopias, pero debes saber que alguien ya hizo una copia digital del libro, con una calidad buenísima en formato cbr, que encontré en internet y que ya tengo, y también puedo enviar a quien le interese.

    También he visto que en ocasiones ha salido a la venta en mercados de segunda mano de libros, como en www.todocoleccion.net. Podéis buscar de vez en cuando y seguro que al final lo encontraréis disponible.

    Un saludo afectuoso,

    Pilar

    ResponderEliminar
  8. Yo también tenía el libro cuando era pequeña y aún lo conservo. ¡Me gustaba tanto y lo leí tantas veces que casi me lo sé de memoria!!

    ResponderEliminar
  9. Y, por cierto, si escribes una nueva historieta, Vicente, tengo que estar yo, por favor... ¡esto es parte de mi vida!! Un saludo muy cariñoso a todos los fans de Una escuela en la torre de los contrabandistas... y una reverencia a su autor :-)

    ResponderEliminar